viernes, 14 de octubre de 2016

Sherlock Holmes y el legado de Moriarty

Estupenda esta nueva incursión de Sergio Colomino y Jordi Pastor en el legado holmesiano, en esta ocasión con una precuela de la primera aventura de ambos con el Detective, publicada años atrás.

En esta ocasión Holmes viaja a la Rusia zarista, en pleno conflicto de intereses con el Imperio Británico (es el año 1891). La influencia de Julio Verne, de la cultura rusa y de la propia holmesiana se mezclan en esta aventura magníficamente hilada, donde las referencias y el trabajo de investigación destacan sobremanera, aportando un escenario excepcionalmente rico sobre el que la historia se desarrolla, con Adler, Holmes y Moriarty como protagonistas principales.

Gráficamente Palomé se aleja del oscurantismo de la primera entrega, viajando a los espacios abiertos rusos o a los ricos y luminosos de San Petersburgo, ya sean exteriores o interiores, manteniendo a pesar del cambio el estilo inaugural de la primera aventura.

Para finalizar, incluye algunos extras de diseños y bocetos, así como ilustraciones de Sergio Bleda, Victor Santos o Vicente Cifuentes entre otros autores.

Un tomo redondo que se disfruta y que deja con ganas de más.