jueves, 5 de abril de 2012

Los idus de marzo de George Clooney...


...resulta ser una solídisima película a todos los niveles, que bucea de manera sutil y profunda en las cuestiones más intensas, problemáticas y difíciles del alma humana. La política de alto nivel es un patio de juego verdaderamente interesante para plantear estas cuestiones, y Clooney sabe sacarle partido.

Lo que por argumento podría haber sido una película del montón en manos menos capaces, un telefilm sin sorpresa ni interés, es en manos de la acertada dirección de Clooney un gran trabajo, sobrio, interesante e intrigante.

Con un Ryan Gosling fascinante, y con un reparto de actores de altísimo nivel (cómo me gusta Philip Seymour Hoffman desde hace años), el guión pone el acento en el descubrimiento personal y vivencial de un Gosling absolutamente implicado como jefe de campaña electoral. Poner a Gosling como punto vertebrador de la historia es uno de los grandes aciertos, puesto que con él y con su evolución personal se nos narra todo aquello en lo que Clooney quiere hacer incidencia:

El deseo del poder, la lucha por hacerse un hueco desde el que sacar tajada, la cesión de parcelas para alcanzar metas, la cesión y olvido de los propios ideales, la pérdida de vidas humanas absolutamente prescindibles para los implicados en el juego, la dureza de un mundo que podría ser muy distinto y del que quedan siempre cenizas, el juego de ideales y promesas una vez más, el abuso de los indefensos y los crédulos...

Nada nuevo, como se puede ver, pero su elegancia, lucidez y clarividencia son lo suficientemente grandes como para que no pueda más que recomendárosla...

6 comentarios:

M dijo...

Esta vez no estamos de acuerdo en todo.
Bien dirigida, buenas actuaciones, eso creo que no se puede discutir. Pero no me cuenta nada nuevo. En este momento en Estados Unidos, esta pelicula puede tener algo de interes para determinado publico que necesite reafirmarse en sus convicciones viendolas reflejadas en la pantalla y manifestandose despues con Clooney frente a la Casa Blanca. Pero todo esto ya esta contado. A mi no me interesan para nada las primarias de un partido en EEUU, ni en las noticias ni en una pelicula, y que este sea el marco elegido para hablar de lo ruin del alma humana, me aburre. Me parece una pelicula efimera y muy localizada que no va a dejar la mas minima huella, o al menos en mi no la ha dejado.
Si Alan Grant escribiese y comic ilustrado por el Mazzucchelli de los buenos tiempos, sobre este tema, opinaria lo mismo, a ver si la analogia me sale bien.

The Korinthian dijo...

Pues si no estamos de acuerdo, no estamos de acuerdo.
Personalmente me importa poco que vay a ser efímera o no, sólo me interesa el impacto que tenga en mí y si la disfruto por una y otra razón, y pese a no ser nada nuevo, la he disfrutado por lo dicho en el post.
¡Saludos!

M dijo...

Pues si la has disfrutado, que mas da que no estemos de acuerdo y te equivoques diciendo que es buena. La has disfrutado y eso es lo que importa, y no tu mal gusto.

The Korinthian dijo...

M, como yo no discuto si no tengo razón, si quieres discutir sobre tu falta de criterio de base crítico-literaria-guionística, no tengo problemas...XD

M dijo...

No, gracias, solo queria que quedase claro que te equivocas. Una vez hecho, podemos cerrar el tema.

The Korinthian dijo...

Cuatro comentarios obtusos y ya te crees merecedor de una medalla...Pero en fin, si así eres feliz, por mí...