jueves, 7 de febrero de 2013

El destino del artista

En esta obra de tipo autobiográfico, Eddie Campbell se ríe de sí mismo contándonos unas cuantas de sus rarezas existenciales y gloriosas anécdotas a cada cual más estrafalaria, por medio de diferentes estilos y técnicas (incluso con fotografías de su hija, hablando sobre su padre). 

Personalmente esperaba más de la obra, aparte de reirme con los chascarrillos y algún que otro punto satírico a destacar...

Bueno, no siempre se acierta con las compras, aunque la revisitaré de nuevo para comprobar sensaciones en el futuro...