viernes, 13 de diciembre de 2013

Blue Jasmine


La última de Allen sea seguramente la más seria de la última hornada desde Match Point. Eso no quiere decir que me haya gustado especialmente, sin embargo, tras haber disfrutado con Midnight in Paris enormemente.


La película está hecha por y para ese prodigio que es Cate Blanchett. Debe de ser realmente maravilloso y toda una experiencia poder estar in situ cuando interpreta. Ver la última escena e imaginar estar allí presente es toda una sensación.

Allen centra el film en el personaje de Cate, una mujer que de haber estado en lo más alto de la escala social (dinero, influencia, contactos..) -y que no ha necesitado nunca centrarse en actividad laboral ninguna para ser independiente- pasa a encontrarse en el otro lado de la escala, sin dinero, sin marido, sin expectativas sociales y vitales. 
Es interesante el contraste de vidas entre ella y su hermanastra (lástima que Allen no plantee más que el contraste y nos prive del conflicto y el choque entre ambas, que a priori hubiese sido más rico e interesante).
El estudio psicológico del personaje es muy interesante, si bien en estos tiempos que corren no demasiado atrayente, visto por lo que la gente más humilde está pasando.

El film muestra la incapacidad para cambiar lo que es la propia naturaleza, pese a los amagos superficiales que se muestran, y la penitencia que hay que pagar por dicha forma de ser, inmovilista y limitada.

En cuanto al ritmo se me hace demasiado retardado, y el peor error de la cinta es el tono de la misma, y me explico: Blue Jasmine es un drama, pero Allen se empeña en mostrar todos esos clichés de personajes un poco exagerados y en cierta forma zumbados, que son divertidos en su rareza, y que por lo general nos arrancan una risa bastante a menudo. Pues bien, ambos aspectos son ligeramente incompatibles, sobre todo si en el contraste y en los diálogos la gracia no se encuentra por ninguna parte. Esos momentos restan solidez y credibilidad a la película, y son su peor lastre. Aun así, interesante.