domingo, 28 de diciembre de 2014

Fin de la etapa Azzarello en Wonder Woman

Tras casi tres años, esta estupenda etapa llega a su fin. En ella, los autores principales (Azzarello al guión, y Cliff Chiang a los lápices) han construido una nueva cosmovisión en la que Wonder Woman encaja en el panteón de dioses clásicos griegos (unos dioses griegos que mezclan las características originales con la actualidad del mundo de los hombres).

Todo suena a nuevo y a antiguo al mismo tiempo, las tramas nunca se atascan ni se aceleran para perder el norte, los personajes parecen guiarse o ser guiados en base a sus propias perspectivas y tendencias, influidos por los acontecimientos en los que se ven envueltos...

El guionista sabe mantener el interés sin perder nunca el pulso, y los dibujantes (Chiang, Sudzuka, Atkins) sumergen al lector en este mundo tan particular en el que el reparto coral es uno de sus ganchos principales.

Ya David Finch se ha hecho cargo de la nueva etapa de la guerrera. Personalmente no creo que le llegue a la altura de los zapatos a esta etapa, que seguramente se recordará cuanto menos con interés y solidez con el paso del tiempo.