domingo, 18 de enero de 2015

Resumen del XIII Salón del cómic de Getxo

Con Jordi Bernet y Kevin O´Neill como cabezas internacionales de cabeza de cartel, el evento se caracterizó por su de nuevo efectividad, sobriedad, tranquilidad y buen ambiente, con exposiciones, charlas, puestos para comprar un poco de todo, y por supuesto sus sesiones de firmas.

La organización chapeu, con siempre todo en orden, avisando de los cambios en caso de haberlos, controlando que nadie se colase aprovechando acreditaciones dudosas...Este año repartieron precisamente para evitar esto, números para las sesiones de firmas, teniendo que echar a cierto personaje ya conocido (negativamente, claro, por armarla una vez tras otra) del recinto hasta que no fuese el horario de apertura....Un trabajo excelente el suyo.

Entre las exposiciones, destacó la dedicada a Emma Ríos (también invitada), centrada especialmente aunque no de manera única, en La Bella Muerte, su serie de corte independiente. Vuelvo a ser de la opinión en este caso (no es la primera vez que lo reclamo para otras obras), que el efecto del color en esta obra más que crear ambiente, destruye y tapa todo el trabajo de tintas y detalles. Si vas a tapar eso con el color, ¿para qué molestarse en trabajarlo así? In situ se podía apreciar el estupendo trabajo de preliminares, lápices y (especialmente) tintas. Emma suele trabajar el lápiz en una de las caras, y entintar por la otra para conservar los lápices (salvo en las páginas dobles)
.

Jordi y O´Neill dedicaron como siempre diligentes sus numerosas obras a los fans, siempre de buen talante y encantados de tener a su público cerca. O´Neill además, que por motivos obvios no es tan fácil de encontrar en p
ersona en salones españoles, congregó a una gran multitud en sus sesiones. El inglés, que no sólo se trabajo gratuitamente los dibujos para los fans, se quedó el tiempo que hiciese falta (mucho más del programado por al organización) oara firmar y dedicar ejemplares a todos.

Javier Rodríguez, otro de los habituales, siempre juicioso, realista y divertido, sin darle vueltas a las cosas y llamando al pan pan, dedicó, firmó y charló (una de sus más destacables facetas en las que se desenvuelve como pez en el agua) con Ríos y Fernando Dagnino sobre su experiencia como creador foráneo en el mercado estadounidense. Rodríguez ya se ha hecho un hueco en Marvel no sólo como colorista, sino como dibujante. Curiosamente su carrera profesional, como él mismo decía, ha ido un poco al revés de las tendencias: Empezó como creador completo independiente y ha llegado al mercado de encargo superheroico de una de las grandes editoriales clásicas, cuando el proceso de la mayoría suele ser justo el contrario. 
Ríos se ha hecho un hueco en ese nicho independiente con La Bella Muerte, serie escrita por Kelly Sue DeConnick. Se encuentra encantada en este momento con el proyecto.

Dagnino cada vez se hace mayor hueco, y tiene una mano estupenda. Sus dedicatorias tienen mucha fuerza y carisma y seguramente no hará más que consolidarse en los años venideros.

Santos, Bayarri y Rubín de nuevo hicieron presencia, con novedades interesantes (Rubín con la primera parte de su colaboración con Pope, a mi entender mucho más entretenida e interesante que la historia original de Pope, que éste último hizo por completo).

Y mi descubrimiento de las jornadas: Jaime Martín, un autor completo con una riqueza de matices destacabilísima. No sólo en el tema gráfico, en el que salta a la vista su habilidad con los diseños, conceptos, puesta en página, estilo y color (él aplica estupendamente "mi" teoría del color), sino en su capacidad para encontrar una historia interesante y diferente que contar.

Y...esa estupenda compañía que da sentido a todo y lo hace mucho mejor. Gracias.

Fotos: 
Charla moderada por Borja Crespo (drcha) con (de Izda a drcha) Emma Ríos, Javier Rodríguez y Fernando Dagnino
Original de Emma Ríos
Firma de Jordi Bayarri