martes, 21 de julio de 2015

Émile Bravo y Spirou: Diario de un ingenuo

Bravo consigue traernos al Spirou más enternecedor y entrañable que he leído.
 
En un entorno repleto de personajes secundarios recordables y cercanos, Bravo configura una aventura anclada en la historia del siglo XX (los momentos antes de estallar la Segunda Guerra Mundial), en la que el equilibrio entre la realidad y las vivencias más al margen de ésta acierta por completo.
 
Spirou y Fantasio aún no son amigos, y el famoso botones, aún muy niño, se verá expuesto a un mundo que poco tendrá de amistoso en breve. Una aventura personal que le enfrentará a la edad adulta y a la pérdida de la inocencia.
 
Quizás para algunos sea muy "Tintín". No sé si lo será. Pero lo que sí sé es que Bravo realiza un trabajo soberbio, y que ésta es sin duda una lectura sobresaliente.