jueves, 8 de diciembre de 2016

Salón del cómic de Getxo 2016: Resumen

Cuando alguien ama algo, se nota. Se nota porque se promueve, se difunde, se cuida y se comparte con cariño. En Getxo (ya van 15 años de salón) eso se vive, se respira, y se disfruta.

Pese a no ser de los eventos más enormes en cuanto a presupuesto o espacio disponible, se han hecho un merecido hueco en los salones de cómic gracias a todas esas cualidades. Se promociona el cómic con actividades para los chavales, concursos de cómic, se muestran exposiciones de los grandes profesionales del medio y de los artistas locales, se invita a autores de todo tipo (grandes creativos que triunfan en la actualidad, otros más independientes que aportan su visión personal, clásicos de toda la vida...), hay tiendas de cómics donde no sólo comprar novedades, sino donde también se puede encontrar material antiguo y a muy buen precio, las tiendas tienen sus propias sesiones de firmas complementando las de la organización, y hay alguna que otra actividad que suma al evento, como la caracterización de personajes de películas entre otras. Además el público es tranquilo y educado, y se puede disfrutar de todo con tranquilidad y buenos alimentos.

Este año los invitados (entre otros) fueron autores como los premiados David Aja y Paul Pope, que como siempre se mostraron encantados con los fans, que dedicaron ejemplares y dibujaron a todo el mundo (Aja en su primera sesión dedicó unos 100 tomos, quedándose más tiempo del programado, y su exposición de portadas dio buena muestra de su gran trabajo como ilustrador y diseñador), Horacio Altuna, que sigue en plena forma y del que disfrutamos doblemente por la enorme calidad de las dedicatorias y de su exposición (a color y a blanco y negro), un siempre dispuesto y sonriente Álex Robinson, que firmaba encantado su trabajo con boli bic, siempre imaginativo y creativo (que además trajo dibujos a la venta a muy buen precio), un Rubín siempre motivado en la presentación junto a Marcos Prior del "Gran Hotel Abismo", un siempre genial Jaime Martín, que también presentaba su nuevo trabajo, "Jamás tendré 20 años", Natacha Bustos, que está de moda con su Moongirl and the Devil Dinosaur, y el siempre presente y siempre en forma Víctor Santos, que junto a Sergio Córdoba presentaron La Hija de la Tormenta, guionizada por el primero e ilustrada por el segundo.

Así que hubo oferta para todas las sensibilidades y todos los gustos, y siempre con un dato importante por destacar: La entrada cuesta 1.5 €. Sí, como lo leen. Euro y medio, permitiendo que todo el mundo que desee ir pueda acudir al evento sin que el precio suponga una limitación importante. No hay que olvidar que las familias así pueden ir sin que tengan que hacer un esfuerzo inmenso. En otros eventos similares lo mismo les podría haber costado (a una familia tipo de cuatro miembros) 60 euros, en vez de 6, y eso es algo muy a tener en cuenta.

En fin, que cada vez me encuentro más cómodo y feliz en el evento, así que ojalá puedan ser muchos más años. Larga vida al salón del cómic de Getxo.

Fotografías (tomadas con móvil):

David Aja y Paul Pope firmando
Dedicatoria de David Aja
Álex Robinson firmando
Horacio Altuna en su sesión de firmas.