lunes, 30 de enero de 2017

2046

Wong Kar-Wai continuó su In the mood for love con esta estupenda historia en la que el protagonista revisita su pasado y su búsqueda del amor a través de su propio trabajo como escritor. 

La incapacidad para reencontrar el amor verdadero tras haberlo ya encontrado y perdido, la esperanza en esa búsqueda, sus relaciones amorosas y sentimentales con mujeres misteriosas, complejas, con un pasado oculto o complicado...

La atmósfera, esa música clásica perfectamente complementada con el ritmo y la belleza de las imágenes, ese efecto onírico e hipnótico de frases y notas musicales... 

Magistrales están Zhang Ziyi y Gong Li. Realmente no hay palabras suficientes para elogiar su trabajo. Hablan con la mirada. Con un gesto, con un matiz. Recrean una visa, un sentimiento con tan sólo un tic. Asombrosas...

Dos horas que se hacen demasiado cortas.