martes, 30 de julio de 2013

The Whistling Skull


Extensa miniserie de 6 entregas (para lo que cuenta, aunque este es el primer volumen tan sólo) que aporta poco interés por ser leída (y lo peor es que a cada entrega disminuyen las ganas de hacerlo).


El problema no es el tremendo esfuerzo creativo de Tony Harris, estupendo en sus viñetas, gestos, y caracterizaciones, que tan bien vienen a los personajes en esta historia pasada de rosca y un poco bufa, sino que el guión de B. Clay Moore carece de un gancho y de unos personajes que tengan algo interesante que contar. Y claro, eso lastra todo lo demás...