lunes, 21 de julio de 2014

Trascendence

Trascendence no trasciende en demasía una vez transcurridos unos días tras su visionado, pero sin duda sí que merece la pena como entretenimiento. 

Sin contar nada nuevo que no se haya contado antes y de manera más interesante en numerosas reflexiones científicas y seudocientíficas ligadas a la novela de ciencia ficción, trascendence no obstante (y pese a sus defectos y limitaciones), consigue introducir en la trama muy seguramente por la solidez de sus intérpretes (Paul Bettany sobre todo, dotando a su personaje de riqueza y profundidad).

Unas horas bien entretenido sin demasiada complicación...