miércoles, 24 de septiembre de 2014

El hombre más buscado

Contenido, inteligente y diferente film de espionaje prácticamente sin acción (pero sí con la tensión necesaria) situado en la Alemania posterior a los atentados del 11 de septiembre, con los pormenores de los encargados de hacer esa labor, comandados por el maravilloso (y al que se echará mucho de menos) Phillip Seymour Hoffman, que se despide con otro de los papeles podría decirse que hechos a su medida.

El espía alemán interpretado por Hoffman (por favor, véanlo en versión original...qué maravilla la manera en que respira, en que habla y casi piensa el personaje en sus manos) está lleno de matices, incluso cuando no atiende a la acción del resto de personajes. Todo en él muestra lo que es.

El reparto brilla (Dafoe, la alemana Nina Hoss, espectacularmente contenida y bellísima, McAdams...) y el ritmo pausado encaja a la perfección con el tempo narrativo del enfoque de la historia. Una película de espías diferente. Y un adiós (lástima) de Hoffman por todo lo alto...