viernes, 6 de marzo de 2015

Samba

Omar Sy (inolvidable protagonista de Intocable) vuelve a brillar en esta comedia dramática que seguramente guste a los fans de aquél primer bombazo cinematográfico.
 
No es ésta una producción del mismo tipo, si bien comparte protagonista, directores y ciertas similitudes con aquella. Ésta es menos redonda, más ligera en cuanto a pretensiones seguramente, apunta menos alto y contiene algo más de problemática social y personal, y menos humor (aunque también).
 
Aun con todas estas pequeñas limitaciones, los protagonistas (y los secundarios) realizan una labor sobresaliente. Sy y Gainsbourg brillan por su talento, y hacen sonreír sin dificultad, mientras uno se adentra en su mundo y situaciones personales.
 
Buena propuesta para sumergirse en una sala de cine...