jueves, 6 de diciembre de 2012

Expocómic 2012


Gracias a un buen montón de ilusión,trabajo, esfuerzo y ganas por parte de la maravillosa gente de la organización pudimos disfrutar de una nueva edición del Salón del Cómic de Madrid

Porque no nos engañemos...Pudimos habernos quedado sin Salón como consecuencia del cambio de sede derivado de los tristes y lamentables hechos del Madrid Arena.

Por supuesto que hubieron cosas y detalles que no salieron bien a la primera...Cosas que habrían debido salir mejor...Eso no es óbice para resaltar que los integrantes de la organización hicieron todo lo posible porque todo saliese bien, estuvieron a la altura y siempre se preocuparon porque lo que no iba bien se arreglase.    

Es lo que tiene tener que montar un Salón de Cómic en una semana...

Al margen de estas cuestiones y de aquellas ajenas a la organización (como los controles de seguridad que limitaron el acceso al pabellón principal del Matadero a la gente que ya había comprado su entrada a la espera de que una cantidad igual de personas saliese antes o que el propio Matadero es un lugar precioso para eventos pero se queda pequeño si sólo se usa una de las naves como fue el caso), el salón mantuvo todas las actividades habituales: charlas,exposiciones, sesiones de firmas, una gran cantidad de tiendas (bastantes con ofertillas y material antiguo),cosplay...este año se agregó la posibilidad de tener charlas con los autores en pequeños grupos de como mucho 15 personas, lo que me parece una gran idea para acercarse a esos autores que tanto nos gustan a todos.   



El cartel no brilló tal vez como en otras ocasiones, pero sin duda ofertó mucho y muy variado y para todos los gustos: 
Un clásico de siempre, como Herb Trimpe,que acompañado por su simpatiquísima mujer se entregó por completo y pese a venir sin dormir dibujó dos sesiones en un día y regaló su alegría y dibujos a todos los que se lo pudiesen (fuera del horario de firmas).

Manuel Sanjulián, uno de nuestros mejores artistas y pintores de siempre, paseó su sencillez y su arte de nuevo por Madrid. Siempre es un placer charlar con él unos instantes,y verle dibujar es maravilloso.

Los españoles Padilla y Larraz animaron y regalaron también buen rollo y dibujos geniales a todos los fans,y no se quedó corto el amigo David López...Cada vez me gusta más lo que hace...Sencillamente genial.

En Norma estuvieron muy ocupados: Las colas para las firmas de Victoria Francés y los Royo (con Kenny Ruiz) fureron kilométricas...

Bleda y Azpiri (habituales) no faltaron a la cita y demostraron que están en plena forma.


El amigo José Villarrubia (colorista de profesión) firmó,charló y explicó detalles de su trabajo e incluso dibujó (y muy bien debo decir) sketches a los fans (una familia de 4 miembros se llevó 4 en total).


Teresa Valero y Montse Martín se llevaron parte de los premios del salón, así como Dani Sampere.  Todos se lo curraron de lo lindo...

Templesmith fue otro de los ganchos extranjeros.Realizó dibujos sencillos y rápidos, pero bastante majos por lo que vi.  

Michael Broussard, un dibujante americano del estudio de Silvestri, demostró su habilidad con los lápices (sus originales eran realmente espectaculares). 

Y la "polémica" una vez más la protagonizó Bisley. Seguramente parte sea sólo espectáculo y diversión, peroen laotra parte demuestra lo poco que le interesan este tipo de eventos cuando en las sesiones de firmas molesta al autor de al lado,intenta escaquearse de la sesión a medias o intenta irse un día antes del Salón...
Dibujó lo habitual (churritos rápidos), salvo el domingo, en que sólo firmóy sorpresivamente hizo una commission (y me alegro especialmente por el amigo que lo consiguió, un verdadero fan del autor).

Como siempre hubo originales a la venta, partidas de juegos de mesa y fantasía...

Y siempre, las preciosas chicas de Carlos Díez

No estuvo nada mal pese a las dificultades...¡Larga vida a Expocómic!


7 comentarios:

Jolan dijo...

Una edición muy mejorable, en mi humilde opinión, aunque es verdad que no se puede achacar a culpa de los organizadores. Espero que no repitan en el Matadero.

EduXavi dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que comentas Javi... un Expocómic que, pese a las dificultades imperantes, fue uno de los mejores para un servidor, donde conseguí más dedicatorias que nunca o, mejor dicho, las que más o menos tenía planeadas (hay algunas, como la de Larroca, que se me escapó, donde últimamente se está currando unos dibujos para los aficionados flipantes). Un 10 para la organizació que, a pesar de los pesares, uno comprobó que estaban en todo y solucionando los problemillas sobre la marcha y a medida que estos iban surgiendo (putada y grande para ellos fue el cambio del ubicación a dos semanas vistas). Y un placer charlar con usted y los "sospechosos habituales", que posibilitó que las colas fueran más llevaderas (sobre todo las de las gélidas mañanas madrileñas). El año que viene ahí estaremos como siempre contra viento y marea...

Skreemer dijo...

Buenas, sigo tu blog desde hace unos años y nunca he comentado nada pero algún día hay que comenzar. Parto de la base que cada uno cuenta la Feria como le ha ido y que este año la organización ha tenido muchos problemas pero lo que viví el Jueves en Expocomic no tiene ninguna justificación. Me explico: Soy de Huelva y casi todo los años me hago 1200 km para ir al Expocomic con el esfuerzo (incluido el económico) que eso conlleva. Pues bien, con mi entrada previamente adquirida me dirijo a Matadero hora y media antes y llego a la puerta de la Nave una hora antes de la (supuesta) apertura, preguntando si esta es la nave, que puerta abren, donde se cogen los números para las firmas etc.. y de 6 personas del Staff (asi estaban identificados) 6 no sabe nada de nada. Me pongo a dar vueltas por Matadero y a las 09.50 encuentro información (este año se han decidido a ponerla fuera en lugar de dentro) y nadie sigue sin saber nada ... A las 10.05 me dicen que toda la gente que está en la cola (en la que tú estabas bien posicionado) está para las entradas y las firmas (luego resulta que no, son dos colas), y para rematar cuando me pongo en la cola descubro que se dan números para autores sin que se haya comprado la entrada (¡¡¿para qué sirve entonces comprar la entrada antes?!!)
Luego no vino Herb Trimpe (la organización no tiene culpa de esto) y nos dijeron que el Viernes (pasando por taquilla por supuesto) los que tengamos número volvamos a venir y los números se respetarán (¿alguien pensaba que eso era una buena idea?) etc...
Si a esto le sumamos que las sesiones de firmas se informaron a lo largo del Miercoles (¿y la gente que viene de fuera como se organiza el viaje?) y demás cosas hacen que este Expocomic haya sido mi último.

Aprovecho la ocasión para felicitarte por tu estupendo blog

Miguel Angel Cabrera dijo...

Gran cronica compañero!!! Como siempre.

Creo que la organizacion no pudo hacerlo mejor, y pienso que hay que valorar que han sacado adelante un salon en 10 dias. Errores? si, pero en mi opinion mas que perdonables. El staff se partio los cuernos por que saliese lo mejor posible. Yo volvere por supuesto.

Un saludo!!!

The Korinthian dijo...

Jolan:
Pues sí, espero que no repitan sede y que la próxima vez no haya tantos problemas para organizar todo. Saludos!

M Ángel:
Gracias!
Sí, de acuerdo en todo. Y a repetir!

EduXavi:
Un verdadero placer charlar y disfrutar de esta bonita a fición con vosotros (y al fin te puse cara después de vernos tantas veces). A esperar a la siguiente gran cita!
Un abrazo.

Skreemer:
Mil gracias, majo.
Fans como tú son de los que hace falta. Meterse una tonelada de kilómetros en el cuerpo para disfrutar de tu tiempo libre y de tu afición es para resaltarlo..

Como hemos comentado, fallos hubo, y mucha voluntad por parte de todos para arreglarlos, también. Como bien dices, al llegar tarde algunos autores, se miró de arreglarlo recuperando las sesiones de firmas en el momento en que se pudiese (Trimpe hizo dos sesiones el viernes para compensar el día perdido, pese a que estaba reventado del vuelo y de la falta de descanso).
Y por ej del tema de los números, fue la mejor solución en el momento, puesto que aún no estaban disponibles las entradas o las acreditaciones. Se esperó tranquilamente al reparto de números para firmas, y luego tranquilamente se obtuvieron las entradas y demás..

A pesar de los pesares, espero que lo disfrutases.

Santiago Bobillo dijo...

La verdad es que aun con las dificultades que tuvo la organización, pudieron hacer un Expocomic más que satisfactorio.

Muy chula la crónica, sigue así.

The Korinthian dijo...

Como lo cuentas, santiago. Esperemos nuevos años con más sorpresas! (positivas)