viernes, 14 de diciembre de 2012

XI Edición del Salón de cómics de Getxo

Un más que interesante cartel de autores fue el que finalmente se presentó en Getxo en fechas recientes. 

Además de las charlas (estupenda fue la de Miguelanxo Prado, con Yexus como moderador) y las exposiciones (del mismo Prado o de las nuevas Hazañas bélicas), el público asistente pudo disfrutar de las novedades y de algunos stands donde buscar cómics antiguos o comprar originales. También podía ver trabajos realmente sobresalientes de réplicas de personas o cabezas (tremendamente "reales") así como encargar una copia de las manos de su bebé o de su propio dedo (para llevarlo como llavero) o comprar material falso sobre pruebas de la investigación de crímenes...

Los dioramas también estuvieron presentes, así como la posibilidad de encargar el que se deseara de alguna película en concreto.

Getxo es un salón en el que la pausa está siempre presente, y en el que todo discurre con tranquilidad, normalidad y sencillez, lo que junto a la siempre interesante presencia de autores lo convierte en referente del panorama comiquero.

Entre los asistentes este año estuvieron el mencionado Prado, Víctor Santos, Eddie Campbell, Ana Miralles y Juanjo Guarnido (que se unieron por sorpresa), David López, Javier Pulido, Javier Rodríguez y Max entre otros, por lo que siempre había alguien a quien acudir y un lugar a donde ir para las sesiones de firmas.

La exposición de las nuevas hazañas bélicas contó con originales de Kano, Albert Monteys y Daniel Acuña entre otros, y en la de Prado y su precioso nuevo libro, Ardalén, destacaron algunas de las páginas del libro, además de algún boceto a lápiz. Lástima que todos fuesen reproducciones y no originales. Aun así la calidad era tan grande que era una gozada contemplarlos.

El propio Prado contó su periplo de tres años para preparar su Ardalén, posiblemente su mejor trabajo.  Prado es uno de los grandes historietistas españoles y uno de los mayores talentos que ha dado el medio. Su cuidado trabajo en cada una de las páginas destaca y se ve con tan sólo pasar páginas echando un vistazo.

Explicó el término Ardalén, de propia creación, al unir dos palabras en gallego que no tienen traducción al unirse. Se refieren al viento(la primera parte del término) y al más allá o a un lugar lejano (la segunda parte).
Habló sobre la memoria y sobre cómo es ésta la que determina todo en la vida del hombre, hasta para proyectarse en el futuro a partir de lo vivido y sobre  la importancia de esta para reconocerse a uno mismo y a todo y todos los que nos rodean, y cómo es la base para lo que hacemos y lo que nos proponemos hacer.

Prado firmó y dedicó ejemplares de sus obras con unos preciosos dibujos en el interior (ya os los iré mostrando).

La estrella extranjera del salón fue Eddie Campbell.
Firmó todos los días y casi a todas horas, y parecía muy interesado por el tipo de ediciones que se le presentaban para ser dedicadas y por la calidad de reproducción en relación con el trabajo original.

Víctor Santos fue una vez más estrella del salón. Es uno de los dibujantes más solicitados siempre en el salón, y nunca deja descontento a nadie con su trabajo y sus dedicatorias.

Todo transcurrió con normalidad y pudimos dar cuenta de estupendas charlas con amigos, de buenos ratos con los autores, y de la estupenda hospitalidad y comida de aquellas tierras. Un éxito en toda regla...