jueves, 28 de noviembre de 2013

Getxo 2013


Visita más corta en esta ocasión al Salón, que sigue con las pautas marcadas en ediciones anteriores: 

Charlas, exposiciones, un cuidado trabajo de organización y promoción cultural, una buena oferta de stands (novedades y ofertas y material antiguo de todo tipo, incluyendo versiones originales, en las que mis ojitos se suelen fijar demasiado fácilmente...).

La ESPECTACULAR exposición de los originales de Beowulf fue el plato fuerte. En ella se podía ver el proceso completo de creación, con las páginas a lápiz (un trazo con ese Rubín influenciado para bien por Quitely), un glorioso blanco y negro que mostraba el enorme talento para las tintas, y el resultado a color final.
Personalmente me encantaría ver una versión impresa de la obra a blanco y negro. Bucear entre los detalles fue un verdadero regalo.


Getxo es una de esas jornadas en las que cada vez más me dejo llevar por la búsqueda de pequeños tesoros (pueden ser tan pequeños como una simple grapa que no sabía que existía o algo que se me había escapado). La serenidad y buen rollo del evento siempre permite que me tome ese tiempo de relax para la búsqueda.


Con respecto a los invitados, tuvimos una buena muestra de todo un poco: autores que trabajan para el mercado norteamericano (Coello, Sandoval, Larraz, Víctor Santos), junto a autores de toda la vida (Jan, invitado homenajeado por los 40 años de Superlópez), maestros patrios del chiste, la broma y la crítica social (Monteys, Fontdevila), autores más de corte independiente (Delisle, los Talbot)...

En breve os iré mostrando las pequeñas dedicatorias. Hoy para empezar, Victor Santos y uno de sus Ratones Templarios.