martes, 5 de noviembre de 2013

Una cuestión de tiempo (About time)


La mejor película que he visto en mucho tiempo.


About Time es redonda, sencilla, divertida, positiva (algo que nunca viene mal, y más ahora), sugerente, hermosa y dolorosa a la vez...como la misma vida. Sus personajes son sencillamente magistrales. Cada uno de ellos contiene algo especial, una pequeña alma en su interior.

La propuesta de Richard Curtis (excelente también su Love Actually) juega con una serie de elementos que combinan a la perfección, alternando lo absurdo y lo surrealista -con diálogos frescos y chispeantes-, la comedia, el dolor y el drama -siempre contenido, siempre en su justa medida, siempre acertado-, y situaciones con mucho potencial para sacar una sonrisa o un pinchazo en el corazón.

Uno hace suya la película, y el mensaje central no podría ser más esperanzador y positivo: venga lo que venga, vívelo como si sólo hubiese este día. Deja a un lado las presiones. Disfruta de tu tiempo, de tu gente, de cada minuto antes de que se pierda sin haberlo estrujado al máximo.

Y tengo que reconocerlo, pero desde hace tiempo que estoy enamorado de Rachel McAdams, un verdadero prodigio de sencillez, sensualidad, inteligencia y belleza. 

Una película con Rachel McAdams no es una mala película (adaptando una famosa frase de un GRAN amigo)...