martes, 6 de diciembre de 2011

Crónica de Expocómic 2011

Una nueva edición del gran Salón del Cómic de Madrid ha terminado. Como suele ser habitual, numerosas actividades se han desarrollado en las cuatro jornadas del evento:

-Pudimos contemplar las estupendas exposiciones de los dos Royo (impresionantes algunos de los cuadros, por su minuciosidad y belleza), de Fernando Fernández (un virtuoso que lamentablemente nos dejó) y de Esteban Maroto (que también acudió al evento) y Emile Bravo (también invitado).

-Charlas y clases tampoco faltaron (realmente divertida la de Leandro Fernández y Rodolfo Migliari). La de Rick Leonardi y Jon Bogdanove apenas se escuchó por los problemas de megafonía y del ruido que el numeroso público hacía en esos momentos, lo que es una verdadera lástima. Uno de los pocos puntos a mejorar que habría que tratar, puesto que como siempre, la organización trabajó a tope para que todo estuviese en su lugar y funcionase correctamente.

-Como siempre, el stand de originales a cargo de Alberto, ofreció toda una amplia muestra de dibujos y páginas de comics a la venta de los artistas, al alcance de todo tipo de bolsillos. Este año hubo más oferta que nunca, siendo el stand realmente grande, con originales de Leonardi, Tony deZuñiga, Kenny Ruiz, David López, Carlos Díez, Carlos Pacheco, Jesús Merino, Jordi Bernet, etc...

-Uno de los fuertes de las jornadas son las sesiones de firmas de los autores.
Este año las filas de espera para pedir número en las sesiones comenzaron más pronto que nunca. Los aficionados soportaron durante horas las frías temperaturas madrileñas (por debajo de cero grados). Muchos de los artistas optaron además por trabajarse muchísimo los dibujos a los fans, por lo que eran pocos los afortunados en recibir el regalo de un dibujo de su autor favorito. Eso provocó que se intentasen asegurar ser los primeros en la petición de números, lo que exacerbó la situación en el resto de días posteriores. Como ejemplo baste decir que en las primeras sesiones, Carlos Pacheco hizo 2 o 3 dibujos, Agustín Padilla y Rafa Sandoval uno, Jon Bogdanove 2 y 5, etc...Normalmente Leonardi y Merino hacían sus buenos 6 o 7, y por ahí andaba el veterano Tony deZuñiga, que pese a su avanzada edad siempre estaba dispuesto a hacer lo máximo. Mención especial aquí para Jon Bogdanove, que el primer día cumplió con su tiempo de sesión pese a que llevaba en viajes unas 30 horas seguidas para llegar a Madrid, y a que llegó con retraso. Jon no quiso irse, y acabó mi dibujo 30 minutos después de cerrar el salón, tras casi 45 minutos de trabajo (entre medias firmó al resto de fans que le esperaban). Mi agradecimiento también a Raúl y al resto de compañeros de la organización que nos esperaron más allá de su hora de salida sin poner mala cara (al revés).

-Numerosos stands de comics atrasados y de novedades acudieron al evento, en los que pudimos rebuscar para enontrar alguna cosilla interesante, y en algunos de ellos se organizaron también sesiones de firmas (en la imprescindible Dibbuks o en Dolmen).

-Presentaciones también hubo, como en el primer tomo de la serie de comics relacionados con los monstruos clásicos, obra de Alfonso Azpiri y Forges. Ambos autores acudieron para dar a conocer ese proyecto que ya es realidad.

-Y como siempre, la base de todo, que para mí es compartir la fiesta con amigos (de siempre y nuevos). Este año algunos acudieron por primera vez, y espero que sea la primera de muchas. Un saludo especial para Miguel Ángel y MariÁngeles, que con su simpatía y entusiasmo contagiaron al resto de nosotros.

¡Seguiremos informando!

Fotos:
Inauguración con Carlos Pacheco y Esteban Maroto.
Original de la exposición de Fernando Fernández.
Dibujo de Pacheco realizado al amigo Diego en las Jornadas.
Tony de Zúñiga dibujando.
Presentación de forges y Azpiri.


4 comentarios:

Miguel Angel Cabrera dijo...

¿que te puedo decir? gracias a vosotros por todo, desde el minuto unos nos hicisteis parte del grupo.

Lo mejor de Expocomic, vosotros.

The Korinthian dijo...

:))

quike102 dijo...

Y es que la mañana y el frío se pasa mucho mejor en compañía, bueno el café también ayudó :P

The Korinthian dijo...

Quike:
El café y esa limitada estancia en el bar con los churritos ¡¡y las porras!!XD