miércoles, 10 de noviembre de 2010

Queridos vecinos


Una serie 100% Ennis y Dillon. Eso es lo que encontramos en la serie de 12 números del tercer volumen del Punisher que inició su publicación hace una década.

Humor gamberro y fresco, perdedores y una visión descarnada de la vida aderezada con algunos pequeños toques de esperanza son los tonos musicales que acompañan al Castigador en su incansable lucha contra el crimen.

Gráficamente Dillon muestra su inconfundible estilo, algo menos estilizado y depurado que posteriormente, y trabaja más los fondos, que se ven bastante más elaborados y variados.

En definitiva, una buena etapa tras la desacertada anterior de ser convertido en un enviado de los ángeles (de vez en cuando a las mentes pensantes de la Marvel se les ocurren estas cosas), divertida, ágil y muy entretenida, que marcó el inicio de una serie de colaboraciones con el personaje para ambos autores.

4 comentarios:

Thanos_Malkav dijo...

Me lo dejó Moi hace poco y sinceramente, disfruté mucho con esta etapa :)

The Korinthian dijo...

Parece que el volumen de Moi está más solicitado que el top de las librerías públicas!jjej

Yota dijo...

Un tomo entretenido de cojones, que además explica todo de una manera más o menos "lógica" y no recurre a las resurrecciones facilonas.

Ennis y Dillon cuando se ponen, lo parten.

The Korinthian dijo...

Pues es verdad, Yota.
Y se ventilan lo de los ángeles con una frase,jejejeje