sábado, 6 de noviembre de 2010

Vivir entre ellos


Un mundo es lo que deseamos hacer de él. Un mundo imaginario y amenazador repleto de zombies y en el que la vida humana tal y como la conocemos se ha derrumbado sigue siendo de alguna forma, lo que los personajes que viven en él desean hacer de este dentro de su escaso margen de maniobra.

El duodécimo tomo de la serie mantiene una vez más -y a estas alturas hay que decir que sin sorpresa-, el estupendo nivel del resto de la serie, girando el eje un poquito otra vez, para aportar nuevos puntos de vista, poner a los personajes en nuevas situaciones inesperadas y dejar a los lectores atrapados viendo lo que pasa.

Otra lectura de un tirón hasta que se acaba...

4 comentarios:

Mike Lee dijo...

Entre este tomo y el estreno de la serie de televisión, Los muertos vivientes están más vivos que nunca.

¡Saludos!

The Korinthian dijo...

¡Y estoy a punto de ver el primer capítulo!!

Un saludo, Mike
(y vigila las ventanas)

Anwar dijo...

La serie no pinta nadad mal, ayer vi el primer capitulo en fox y me gustó bastante.

Saludos

The Korinthian dijo...

Hola Anwar!

Ahora mismo me lo pongo y os cuento.
Saludos!