jueves, 5 de mayo de 2016

El hombre sediento

Con Koike y Kojima como dúo creador, y enclavado en el japón medieval, este Hombre sediento nos presenta a Mondo Kainage, catador de venenos del shôgun. El protagonista es un hombre de múltiples habilidades: como catador de venenos y cocinero, como luchador y como hombre súmamente inteligente. Sus dotes detectivescas bien podrían hacer palidecer al propio Sherlock Holmes, sin exagerar. Sin olvidar su atractivo físico sin igual...

Se trata de una obra bien narrada (ritmo, narrativa gráfica, caracterización de personajes), bien documentada, que presenta no sólo una historia, sino que recrea numerosos aspectos del período (como la relación entre los clanes, la vida del shôgun dentro de palacio, el funcionamiento de la sala de concubinas...), y que atrapa y es muy fácil de leer (las páginas pasan a una velocidad de vértigo).

La relación paterno filial y la de Mondo con las mujeres es uno de los fuertes de la serie. Una ambivalencia interesantísima, y la manera en que el protagonista razona todas sus decisiones (a la manera detectivesca, tanto para los eventos como para el análisis de la psicología humana) es una verdadera delicia lectora.

Recomendadísima lectura.