martes, 24 de mayo de 2016

X Men: Apocalipsis

Nos encontramos ante un film desigual, repleto de aciertos y absurdos a partes iguales, si bien resulta (salvo por su falta de ritmo inicial) muy entretenido, a pesar de su previsibilidad.
Si no eres seguidor de la saga o de los personajes de cómic originales, seguramente no te importe y lo pases bien. Si lo eres, tendrás esa mezcla de sentimientos muy seguramente.

La verdad es que el resultado global proviene del mejunje de guiones ya desarrollados en los cómics. Y la palabra es mejunje, puesto que toman de aquí y de allá detalles, sagas generales y características de personajes, con un resultado irregular precisamente por esas selecciones, que después se deben desarrollar.

La base de la película es el enfrentamiento con Apocalipsis y sus cuatro guerreros, pero también aporta orígenes de personajes o primeras apariciones (Tormenta, Calibán, Mariposa Mental, El Ángel o Rondador), desarrollo de la relación entre otros (Magneto y Xavier, que es de lo más interesante), momentos importantes de la vida de otros (Logan, en otra de las escenas más conseguidas), y otros que deberían haber podido aprovechar por su enorme potencial en otras películas o que ya han usado antes (Phoenix).

Con todo este batiburrillo, nos encontramos con unos Fassbender y McAvoy a gran nivel, una Tormenta perfectamente caracterizada pero que apenas tiene un par de frases, una Mariposa imponente que apenas habla, una elección de jinetes de Apocalisis cuanto menos curiosa, a un Ángel exactamente con el mismo protagonismo que las mencionadas anteriormente, un joven Kurt Wagner interesantísimo (pero que como en la mayoría de los casos, se introduce en otro ambiente que no capta la esencia original y que no viene a cuento), a una Mística protagonista que sinceramente, no pinta nada en el grupo... la versión alemana de Calibán es genial, Cíclope correcto aunque poco introspectivo, un Hank McCoy que sigue la misma línea y que no es demasiado interesante...Jean Grey tarda en cobrar protagonismo, y Mercurio, también de lo mejor del film una vez más, resuelto, dinámico y divertido a partes iguales (aunque repitiendo fórmula). En cuanto al enemigo a batir, oscila entre la serie B un poco cutre del inicio, los primeros planos en los que el maquillaje canta demasiado, las escenas en que andando se le ve chaparrito, y las escenas interesantes e impactantes en las que entran los efectos especiales y da un verdadero salto de calidad en pantalla (su enfrentamiento con Xavier destaca y acierta e impacta).

Evidentemente prosigue la historia de First Class, y por tanto, 10 años después de aquello, hereda la línea anterior para desarrollarse. Las inconsistencias (los X Men originales no fueron los de los comics, con sólo algunos miembros fundadores reales en el grupo fílmico; los hermanos Summers cambian edades, etc...) no aportan nada interesante a la cinta y sí confusión al seguidor habitual.

En resumen: demasiada mezcla de historias y selección discutible de personajes y situaciones, con elementos y actores que realmente funcionan, resultando una cinta ligeramente por encima del simple entretenimiento.

Una escena post créditos que aporta poco, y una anterior para cerrar el film, que ojalá hubieran ampliado un poco...