domingo, 17 de enero de 2010

El nuevo Sherlock: Sí y no.


Uno siempre se hace una idea de lo que puede esperar viendo los tráilers, aunque ciertamente puede estar equivocado (o en lamentablemente demasiadas ocasiones encontrarse con que es más interesante el pequeño corto de anuncio de un film que éste en todo su metraje).

En ésta ocasión, la sensación era clara: Éste no iba a ser un Sherlock al uso, tal y como el genial Conan Doyle nos narró en sus maravillosas e inolvidables novelas, aunque sí que podía ser una versión que pese a sus concesiones para el público actual podía resultar entretenido y válido- "Todo viene de la necesidad de buscar audiencias globales", comenta el director Guy Ritchie-.

La sensación general tras su visionado es que lo mejor del metraje se encuentra en los primeros minutos de la cinta, donde los rápidos e irónicos diálogos entre los dos protagonistas ganan la atención del espectador, y ciertas concesiones a la manera de entender al personaje del Detective sorprenden de manera efectiva. Además se añaden unas cuantas y estupendas escenas en las podemos apreciar la habilidad de Holmes para el disfraz, una constante importante de las novelas.

Según avanza la historia, estas concesiones y planteamientos comienzan a repetirse en exceso, acabando con la sensación de sorpresa. Al mismo tiempo la trama comienza a hacerse inconsistente -en parte porque pocos personajes son desarrollados más allá de tópicos que se quedan en el armazón-, el desarrollo de los personajes se ralentiza en exceso -salvo por algunas escenas aisladas- y es sustituído por acción pura y dura.

El metraje se alarga en exceso y finalmente todo se resuelve apresuradamente y sin demasiada imaginación, intentando confundir al espectador para que piense que se ha resuelto todo de forma magistral, cuando más tiene de un flojo capítulo de series como Se ha escrito un crimen -que siempre resultó como serie entretenida y bien construída- que otra cosa.

En realidad uno de los grandes aciertos de las novelas es el acompañar al lector de la mano mientras éste intenta hacerse una -equivocada- idea de los misterios que se plantean y de sus posibles soluciones, para a continuación sorprenderse gratamente y de manera pausada de que aquello que creía era falso, pero no de manera rápida y gratuita, sino fundada en pistas, en el estudio detallado de infinidad de pequeños detalles que la mente prodigiosa de Holmes ya había catalogado y analizado previamente y comprobado como ciertos a pequeños pasos.

Presentar a Watson como más que un colaborador en las investigaciones, y a ambos como una pareja que sin problemas puede encargarse a puñetazo limpio de sus problemas es un error, así como hacer tan evidente la más que posible especial y estrecha relación entre ambos que siempre se apuntó. Algo sutil realmente lleva a la reflexión y la duda. Lo contrario es simplemente chapucero.

Jude Law no tiene un personaje consistente al que agarrarse (sólo lo tiene Holmes), aunque hace lo que puede, y Downey Jr. tiene ese toque loco y desesperado del personaje al mismo tiempo que la creatividad y genialidad de los elegidos, pero también una superioridad mal entendida que no se refleja como debería en la consabida flema británica analítica y que en cambio se transforma aquí como chulería pura y dura.

El Doctor House aparece sin tapujos en ciertas ocasiones, lo que no beneficia al personaje.

La ambientación está realmente lograda, aunque la ciudad no termina de ser otro personaje de la historia, y todo queda preparado para -cómo no- una nueva película en la que la némesis es demasiado evidente.
Estupendo trabajo con la banda sonora, que sí está a la altura, y al mismo tiempo que acompaña perfectamente, se adueña de la personalidad que debería haber tenido la historia.

8 comentarios:

Carlos Gallego dijo...

La cosa es que, al contrario de lo que pueda pensar la gente esta adaptación no es de las novelas de Doyle sino de un cómic que escribió Lionel Wigram.

Mike Lee dijo...

Bueno, Javi, en breve subiré la reseña a mi blog, pero te adelanto que quedé muy convencido. Cuando vi los tráilers me llevé las manos a la cabeza y tenía muy pocas esperanzas. Por suerte, mi sorpresa no podría haber sido mayor.
Es cierto que del espíritu de tan emblemáticos libros queda poco al aumentar la acción y las peleas, pero aún así la película está muy bien llevada, conservando rasgos de Ritchie y hasta con guiños a los libros, por no mencionar que los actores lo bordan y la gran banda sonora que comentas.

¡Saludos!

The Korinthian dijo...

Carlos:
No lo sabía. ¿Lo has leído?

Mike:
Para gustos...Pero a mí me pareció poco imaginativa, alargada en exceso y que ofrece poco en realidad para lo que aparentemente muestra.

Batman desde el Eden dijo...

Sinceramente como pelicula me parece todo un acierto,cumple la funcion con creces de entretenimiento con mayusculas y da a conocer a un personaje como Holmes,que no es la vision de su creador,puede ser,pero lo verdaderamente cierto que lo necesario quiza es presentar al personaje con dignidad y la pelicula lo hace de aqui podremos pasar a que la gente se interese por leer las novelas y no al contrario que me parece mucho mas dificil en esta sociedad en la que vivimos.

La direccion me gusto,en ningun momento se me hizo larga teniendo una duracion de 2 horitas 10.

Por cierto no lo sabria decir con acierto por que soy un poco neofito en esto de Holmes pero el ritual del principio no es un homenaje al Secreto de la piramide?

PD:Como siempre me encanto que el Dr.Moriarty le mojara la oreja a Holmes en su primer y breve encuentro.

The Korinthian dijo...

Batman:
Como dije, para gustos...
Holmes no necesita darse a conocer...es un clásico de siempre y lo seguirá siendo, hagan nuevas películas (buenas o malas sobre él)o no.Que se aproveche dicha fama para simplemente tirar por la calle de en medio no es más que la búsqueda de dinero fácil y no una manera de darlo a conocer al gran público (que es innecesaria).
El ritual inicial era puro Mignola.

Yota dijo...

Lo mejor es sin duda Robert Downy Jr. pero podría haberse llamado Sherlock Holmes, Marlow o Colombo.

La ambientación tb está muy logrado, como mola mi adorado Londrés victoriano.

Yota dijo...

es un homenaje reconocido al Secreto de la Piramide, sipe

Javier cuevas dijo...

Downey, si.